Del video al blog

Desde que me mudé a Barcelona no he vuelto a subir nada a mi canal de YouTube, tampoco tengo ganas de hacerlo. Podría decir que he dejado YouTube para siempre, pero claro, siempre hay una remota posibilidad de volver a el mundillo del youtuber, aunque todos sabemos que no será lo mismo. Ahora lo que me apetece es ser blogger, con b de básica. Ser YouTuber ya era demasiado mainstream, hay que volver a lo ‘vintage’, a la tecla, la foto estable y a lo ‘kitsch’ de internet, así que ya me podéis seguir todos en bloglovin.

Bromas a parte, me estaba haciendo mayor y el mundo adolescente que me había creado me estaba pasando factura. Los adultos no te toman tan enserio cuando subes vídeos a internet. Además, en mi trabajo de Lecturas sigo haciendo mucho de lo que hacía antes en mi canal y me parecía absurdo duplicar el trabajo.

dejo youtube

Mi idea es ir compartiendo cosas que hago, cosas que me gustan y cosas que voy descubriendo. 0 followers igual a 0 estrés. Así que ya podéis imaginar las pocas ambiciones que tengo con este proyecto. Para que os hagáis una idea, he tardado más de 8 meses en hacer la web, y al escribir este post no tengo ni idea cuándo se va a publicar…

Así que si queréis entreteneros de vez en cuando leyéndome ¡Bienvenidos sois!